El lunes 5 de noviembre se realiz贸, en las instalaciones del Colegio Monse帽or Scalabrini, el acto del D铆a del Celador.

Con el objetivo de agradecerles por el trabajo que realizan d铆a a d铆a, los alumnos de segundo grado les dedicaron un hermoso acto lleno de m煤sica, alegr铆a y color.

Adem谩s del acto, se les prepar贸 un delicioso desayuno para homenajearlos y mimarlos en su d铆a.

驴Por qu茅 se celebra el 5 de noviembre el d铆a del celador?

En esta fecha se reconoce el trabajo de los celadores y se celebra la figura que cumplen en los espacio donde trabajan, la cual no siempre se limita al rol de limpieza y cuidado de los ambiente, sino que forman parte del cari帽o y contenci贸n que todos los d铆as recibe, por ejemplo, el alumnado de la escuela.

Por resoluci贸n N潞 773 A de 1965 se estableci贸 el 5 de noviembre como fecha para celebrar el d铆a del celador.

Seg煤n el documento citado, por iniciativa de la Sra Eva Antonia Manzi, Directora de la Escuela 232 Mart铆n G眉emes de San Mart铆n, solicit贸 la consideraci贸n de esa fecha para la celebraci贸n del d铆a del celador, dada la reciente canonizaci贸n de San Mart铆n de Porres, el santo mulato peruano, caracterizado siempre con una escoba.

San Mart铆n de Porres

San Mart铆n de Porres naci贸 en Lima en 1579. Desde ni帽o sinti贸 predilecci贸n por lo pobres y los enfermos. Aprendi贸 el oficio de barbero y algo de medicina. A los quince a帽os pidi贸 ser admitido como 鈥渄onado鈥, es decir, como terciario, en el convento de los Dominicos.

En su servicio de enfermero no hac铆a diferencia entre pobres y los que m谩s ten铆an, aunque tuvo que pasar por experiencias de incomprensi贸n y envidia. En 1603 hizo su profesi贸n religiosa.

Con ayuda de Dios, realizaba algunos milagros de curaciones instant谩neas o en ocasiones bastaba su presencia para que el enfermo desahuciado empezara a recuperarse. Hay quienes lo vieron entrar y salir de recintos con las puertas cerradas, mientras que otros aseguraron haberlo visto en dos lugares distintos a la misma vez.

Era tanto el cari帽o y admiraci贸n que le ten铆an al humilde Fray Mart铆n que hasta el Virrey de aquel entonces fue a visitarlo en su lecho de muerte para besar su mano. Parti贸 a la Casa del Padre un 3 de noviembre de 1639, besando el crucifijo con gran alegr铆a.

San Mart铆n es recordado con la escoba, que es s铆mbolo de su humilde servicio. Por ello, San Juan XXIII al canonizarlo en 1962 dijo: 鈥溌jal谩 que el ejemplo de Mart铆n ense帽e a muchos lo feliz y maravilloso que es seguir los pasos y obedecer los mandatos divinos de Cristo!鈥.