¬ŅPodemos,¬† desde la escuela¬† aplicar una propuesta pedag√≥gica intercultural que implique una relaci√≥n entre iguales, en estructuras educativas (sistema escolar, centros educativos, universidades) basadas en relaciones de poder desiguales?

 

Hoy, los ni√Īos¬† necesitan que sus maestros¬† tengan una formaci√≥n docente que refleje la valoraci√≥n de la diversidad cultural, para incrementar la equidad¬† logrando superar el racismo, la discriminaci√≥n y la exclusi√≥n social, principalmente de aquellos alumnos que provienen de grupos minoritarios, de zonas marginales o de ruralidad dispersa en el pa√≠s.

La escuela ante¬†¬† la presencia de estas poblaciones, ha¬† asimilado e integrado su cultura a una cultura de acogida, bajo la percepci√≥n de cultura dominante. Los¬† docentes en sus¬† pr√°cticas educativas,¬† han dejado poco¬† espacio a las expresiones culturales de estos grupos minoritarios. Todos los alumnos, son¬† observados conun prisma com√ļn que mira la igualdad como una forma de trato igualitario,con lo cual se irrespetan sus derechos a manifestarse como diferentes. Somos socializados dentro de referentes culturales distintos,modelos de crianza, creencias, costumbres, construcci√≥n de valores propiosde acuerdo con √©pocas, zonas geogr√°ficas e ideales familiares particulares. En las aulas estos grupos minoritarios optan por asumir patrones culturales ajenos que los distancian de las tradiciones y costumbres en las que han sido socializados. Grupos provenientes de n√ļcleos desfavorecidos minoritarios ven su propia cultura como un tropiezo para relacionarse y ser aceptados, llegando¬† a avergonzarse de sus propias ra√≠ces, y de lo que comparten con sus familias. Ven el mundo, se relacionan y optan por asumir patrones culturales ajenos que los distancian de las tradiciones y costumbres en las que han sido socializados.

 

La pedagog√≠a intercultural¬† considera que toda educaci√≥n es proceso de construcci√≥n cultural, de cambio y transformaci√≥n de referentes culturales y es producto de dicho cambio y construcci√≥n‚ÄĚ.¬† No podemos¬† seguir pensando¬† en una cultura monol√≠tica, desde√Īando los significados compartidos, acontecimientos, fen√≥menos, conductas de los dem√°s y de uno mismo.

 

En¬† nuestras escuelas, deben¬† provocarse¬† nuevos replanteamientos, reconstrucciones y deconstrucciones de c√≥mo realizar la pr√°ctica educativa para¬† que los valores, creencias, expectativas, intereses de unos y de otros sean compartidas, respetadas, valoradas, ya que los grupos y las personas tenemos puntos en com√ļn y diferencias que van a influir en nuestro aprendizaje, en los procesos y los resultados.

 

‚ÄúNo podemos¬† permitir continuar con estilos de ense√Īanza y aprendizaje que promuevan y tengan espacio para que se mantengan, acent√ļen y legitimen desigualdades sociales de los alumnos, como hasta este momento han sido elaboradas‚ÄĚ.

 

Los ni√Īos de grupos culturales diversos y¬† de diferentes clases sociales, han sido socializados por sus familias y comunidades con conocimientos muy diferentes a los que se ven enfrentados en la escuela, lo que provoca una contradicci√≥n en cuanto¬† a pautas de comportamiento, motivaci√≥n, valores, actitudes y estrategias educativas, estilos de ense√Īanza-aprendizaje y disciplina.

 

Para trabajar con alumnos culturalmente distintos, los docentes debemos asumir  actitudes como   revisarse en sus prácticas  a partir de espacios de reflexión, formación y capacitación continua. Deberán  tener  una visión del mundo diversa, luchar en contra del etnocentrismo y la xenofobia, desarrollar la  descentración propia, la tolerancia activa y  desmantelar  los estereotipos que llevan a prejuicios, injusticia y exclusión. Los docentes pueden alcanzar, la realización de prácticas educativas abiertas, dinámicas y flexibles que darán pertinencia y contextualización a viejas  propuestas curriculares. Crearán un clima educativo donde las personas se sientan aceptadas y apoyadas por sus propias habilidades, aportaciones, motivaciones, gustos, preferencias y creencias, lo que permitirá la interacción efectiva y justa entre los grupos, para intercambiar y valorizar marcos culturales diversos. Se logrará que los  alumnos de grupos con referentes culturales distintos, adquieran, a través del intercambio e interacción, la valorización y respeto del otro, aporten soluciones, asuman nuevos retos y desafíos de manera conjunta.

 

La educación para la diversidad

Significa,‚ÄĚ acercarse lo m√°s posible en la labor pedag√≥gica, a una igualdad real

de oportunidades educativas‚ÄĚ.

                                                                                              Lic. Pérez Ana María


Many people solve their academic problems online nowadays. Simply check this place here college-essay-help for more clear and complete information on this issue.