El Lunes 23 de Octubre, el colegio fue visitado por Emanuel ┬źManu┬╗ Heredia, un joven con una historia de autosuperaci├│n de lo m├ís inspiradora. Manu nos cont├│ su historia, su objetivo, y dej├│ una ense├▒anza que ninguno de los presentes ese d├şa va a olvidar.

Emmanuel Elias Rodr├şguez Heredia es un joven de 32 a├▒os, Mendocino, que actualmente reside en Guaymall├ęn. En el a├▒o 2015, la pizzeria en la que trabajaba Manu fue asaltada por dos hombres armados; ┬źa mi me golpearon por no encontrar las llaves de mi moto y antes de irse me dieron un tiro en la espalda┬╗ relat├│ Manuel.

Luego de ser atendido en el Hospital Central, a Manu le dieron la peor noticia de su vida: ┬źno vas a volver a caminar┬╗. Todos los pron├│sticos eran negativos, nadie quer├şa operarlo, ya que dec├şan que tocando la m├ędula solo iban a causar mas da├▒o. Al tiempo, Manu fue trasladado a la cl├şnica San Andr├ęs, en donde debi├│ aprender a manejarse en silla de ruedas, a cambiarse, a ba├▒arse, a realizar el cateterismo, y todo lo que esas cosas implicaban.

A los tres meses Manu fue dado de alta y se mud├│ a la casa de su abuela, junto con varios integrantes de su familia dispuestos a ayudarlo a salir adelante. Pese a todo, Manuel nunca baj├│ los brazos, nunca se dio por vencido, y cuando todo era oscuro, supo encontrar la luz de la cual sac├│ fuerzas para seguir adelante. Luego de mucho investigar, encontr├│ que hab├şa una mujer de Mendoza con una condici├│n parecida a la de ├ęl, que se hab├şa realizado un tratamiento de c├ęlulas madre en China; ella puso a Manu en contacto con los encargados de aquel centro m├ędico, y envi├│ todos sus estudios, esperando obtener una respuesta favorable.

┬źMe dijeron que el tratamiento ten├şa altas probabilidades de ser favorable, al ser yo joven y mi lesi├│n muy reciente┬╗ nos cont├│. Desde ese entonces, Manuel hizo todo lo que estuviera a su alcance para recaudar los 35 mil d├│lares necesarios para el tratamiento. ┬źExtra├▒o mucho volver a trabajar, siempre me gusto hacerlo, fuese bueno o malo el trabajo siempre me gusto sentirme ├║til. Hoy en d├şa todo eso se complica por m├ís ganas y disposici├│n que pongas, es muy dif├şcil. Pero realmente lo necesito para seguir independiz├índome pero especialmente para estar lo mejor posible al lado de mi hijo.┬╗

En aquella charla que Manuel dio en el colegio, se lo notaba lejos de estar triste, a pesar de todo. ├ël hab├şa logrado salir adelante, hab├şa logrado encontrar una motivaci├│n, encontr├│ la esperanza. Hoy en d├şa, Manuel se levanta todos los d├şas a la madrugada para ir a cantar a la calle, y recaudar lo que pueda con la colaboraci├│n de la gente. Tiene dos discos grabados, es un m├║sico independiente sumamente talentoso y aprendi├│ a valerse por s├ş mismo en cualquier aspecto que le sea posible. La esperanza de volver a caminar, nadie se la va a quitar, al igual que la fuerza de voluntad incre├şble que supo forjar, y les supo transmitir, a los alumnos de 5┬║to y 4┬║to a├▒o en aquella charla.